INICIO ACTUALIDAD Farándula Charm Singularia

Te gustó esta página?. Haz clic:

By A Web Design





Acompañamiento no es Observación electoral

La observación electoral internacional es uno de los temas emergentes en la agenda de los organismos globales, como ONU, OEA, Unión Europea o Unión Africana, por mencionar algunos.

 

Estas instituciones tienen departamentos enteros dedicados a temas de cooperación y observación electoral. La ONU tiene su División de Asistencia Electoral en el Departamento Político el cual ha apoyado elecciones en África, en Madagascar, Libia., Mali, Somalia, Kenia, Guinea, Guinea-Bissau, República Centro Africana, Burundi, Sierra Leona, Somalia, Sudan. También en Europa, Chipre, Grecia, Macedonia. En Asia, en Nepal, Sri Lanka, por nombrar algunos.

 

En el caso de nuestro continente, la OEA ha organizado rutinarias misiones de observación electoral, jugando en muchos un papel de segundo orden formulando recomendaciones donde se mencionan las cosas que pueden hacerse mejor.

 

Ahora, cuando las cosas no salen bien, el papel de la Misión de Observación imparcial y técnico de la organización pasa a convertirse en una herramienta fundamental en la búsqueda de la paz y la concordia en el proceso.

 

No me refiero a las misiones de “acompañamiento” electoral, en las que políticos llegan con 24 o 48 horas de anticipación, se reúnen con los candidatos, tienen una agenda social, recorren algunos centros de votación y antes de salir al aeropuerto emiten un comunicado. No me refiero a esa misión.

La observación electoral técnica y legal, se caracteriza por la firma de un memorándum de entendimiento donde se establecen las obligaciones de la partes, se audita todo el sistema electoral, se revisan las disposiciones legales y se verifican todas las instancias de control. Esto no se realiza en Venezuela desde las elecciones parlamentarias del año 2005, cuando los organismos de observación comenzaron a formular serias observaciones al sistema. A partir de esa fecha se cambió el termino de observadores internacionales, por “acompañantes internacionales”, para relativizar su mandato.

En las elecciones del 2005, la Unión Europea recomendó al CNE imponer restricciones al uso de recursos públicos en la campaña, entre muchas otras observaciones. La OEA igualmente recomendó trabajar en las auditorias de los sistemas automatizados para generar mayor confianza, dentro de un documento donde calificó los “temas controvertidos”, donde se incluyeron decenas de observaciones, que por lo limitado del espacio no podemos transcribir aquí. Si esas recomendaciones se hubieran puesto en práctica, quizás la situación actual no existiría.

Si organismos electorales internacionales, profesionales e imparciales hubieran participado en las elecciones del 14 de Abril, podría buscarse una opinión que ayudaras a calmar los ánimos. Pero el CNE y el Gobierno Bolivariano cerraron toda las posibilidades. Ahora, afrontar las consecuencias y esperar que para los próximos comicios, retomemos la observación profesional y técnica en paralelo con la política, por la paz y sosiego del país.

Juan Carlos Sainz Borgo.

Artículo anterior:

El Plan colombiano para el Orinoco

Podrá Chávez sustraer a Venezuela de la CIDH???