INICIO ACTUALIDAD Farándula Charm Singularia

Te gustó esta página?. Haz clic:

By A Web Design





Un “gorila” en el futuro de Venezuela pronostica Reynaldo Dos Santos

El diario "La Opinión" de Cúcuta, Colombia, publicó en su edición del 16JUN13 una entrevista realizada por el periodista Fabio Fandiño Pinilla al brasileño Reynaldo Dos Santos.

Reynaldo Dos Santos

Golpistas en la vecindad y reencauche uribista acá
Por: Fabio Fandiño Pinilla

Coincidencia o demostración certera de que sus predicciones se cumplen a rajatabla? Reynaldo Dos Santos, el brasileño que este año acrecentó su fama de profeta con el célebre video en YouTube en el que pronosticó la crisis electoral que aún sacude a Venezuela, no se inclina por ninguna de estas categorías con las que es definido por sus miles de seguidores en América Latina.
Entre ambas definiciones, por supuesto, descalifica tajantemente la primera, aquella según la cual sus vaticinios, cargados de simbolismo e introspección, son tan amplios que cualquier interpretación es posible una vez ocurren los grandes eventos que profetiza. No hay, en su sentir, posibilidad alguna de que su trabajo de conocer el futuro se centre solo en la lectura que hace de unos extraños signos dibujados a lápiz en una libreta que lleva a todas partes.
Tampoco es entusiasta de quienes ven en él a un hombre que solo predice el futuro, un ejercicio que en su opinión equivale a la adivinación esotérica, la misma frente a la cual guarda distancia en beneficio de la clasificación en la que el mismo se ubica: la de un hombre que según sus palabras tiene "el don especial de ver lo que los demás no pueden ver".
Sus aclaraciones sobre la forma en que desea ser definido acaparan buena parte del diálogo que La Opinión sostuvo con Reynaldo Dos Santos durante la reciente visita que este "profeta de América", como él mismo se identifica, hizo a Cúcuta, invitado por sus seguidores para dictar conferencias a las que especialmente asistieron venezolanos militantes de la oposición.
La orientación política de su público no es gratuita. Temeroso de que pueda ser detenido en el vecino país por la Guardia Nacional Bolivariana, Dos Santos prefirió atender a sus simpatizantes venezolanos en un hotel del centro de Cúcuta, a pocos kilómetros de los puentes internacionales, donde comienza el país donde más despierta pasiones.
Su profecía del pasado 6 de abril de que el ganador de las elecciones en Venezuela sería Henrique Capriles, pero que el resultado sería cambiado en favor de Nicolás Maduro por una diferencia de menos de 300.000 votos, desató la ira del Gobierno en Caracas que no vaciló en insultarlo con los erróneos calificativos de "gay mexicano".
"No soy ni lo uno ni lo otro", atina a decir en el lobby del hotel ante la nube de curiosos que siguen atentos una improvisada rueda de prensa, atestada de periodistas de Zulia, Táchira y Mérida, dispuestos a indagar acerca del futuro venezolano.
Claro, además de Campo Grande, la capital del enorme estado de Mato Grosso, en Brasil, donde nació hace 46 años, México es también su patria. Y aunque estudió derecho en la Universidad Don Bosco, de Campo Grande, su profesión, mezcla de filósofo y politólogo autodidacta, Dos Santos mismo se encarga de poner fuera de duda sus dones a partir de la experiencia que vivió de niño cuando dibujó una serie de números. Al siguiente, su tío moriría atropellado por un automóvil que tenía, curiosamente, una placa con los mismos números dibujados por el pequeño Reynaldo.
"En cualquier circunstancia de modo y lugar, dice, puedo ver cosas que luego interpreto para construir lo que viene".
A partir de ahí, las preguntas sobre el origen y la fiabilidad de sus predicciones dan paso a una oleada de morbo periodístico en torno a qué nos depara el futuro, un interés que para nada es igual entre los comunicadores colombianos y venezolanos. Para los primeros, la catarata de preguntas se centra en el futuro del proceso de paz, las elecciones de 2014 y las turbulencias políticas entre Santos y Uribe.
Para los segundos, en cambio, la preocupación es una: ¿Sobrevivirá Maduro a su primer año de Gobierno en un periodo marcado por la crisis económica, la inseguridad y el agrio enfrentamiento político entre chavistas y opositores?
Y aunque hay respuesta para todas las inquietudes de la prensa, Dos Santos no se ampara solo en la lectura que hace de esas imágenes abstractas que ve en cualquier momento. "Estudio mucho la historia. Para conocer el futuro hay que conocer el pasado", confiesa antes de entrar en materia, no sin antes resumir la clave de su trabajo en una frase cargada de extrema franqueza: "La visión del futuro se construye también a partir del análisis".

Ruido de sables en Venezuela
Frente a la crisis venezolana, la predicción de Dos Santos se decanta por la tesis de un golpe militar en un plazo que podría ser de un año y medio como máximo. Su pronóstico, si la palabra lo permite, se funda en la visión que ha tenido de una etérea figura tricolor que lanza piedras, lo que para él es algo así como un gorila, la palabra con la que en el Cono Sur de América Latina solían calificar en los años setenta a los dictadores del anticomunista Plan Cóndor.
Si todo sale bien para él como vidente −o mal para los seguidores de Maduro− el golpe de facto podría no significar un cambio en la orientación ideológica del régimen, sino una especie de rectificación seguida de una dura purga al interior del chavismo en la que la figura del fallecido Hugo Chávez podría ser usada por los golpistas para justificar el derrocamiento.
Para Colombia, sin embargo, los vaticinios son más variados. ¿Será reelegido Santos? "Ni siquiera se presentará a la reelección", responde, dando inicio a un prolongado silencio que él mismo rompe al matizar la contundencia de su profecía: "Y sería mejor que no se presentara porque si lo hace perderá irremediablemente".
¿Quién entonces? "El próximo presidente será Uribito. Si, así como oyen. Andrés Felipe Arias (Fue ministro en el gobierno de Alvaro Uribe Vélez. Actualmente procesado por acusaciones de corrupción. Nota Noticias Clic.) será el presidente. Lo están convirtiendo en víctima y eso, unido a la ambición que tiene, hará que todo juegue para que él gane las elecciones. Es lo que veo, y no puedo hacer nada", dice.
¿Y dónde deja a Vargas Lleras? (Germán Vargas Lleras, aliado político de Juan Manuel Santos, fue su ministro y es un potencial candidato para las elecciones de 2014. Nota Noticias Clic). "Tiene posibilidades y hará un buen papel, pero no ganará. Uribito será el presidente".
¿Bueno, pero firmaremos la paz este año en La Habana? "Eso no va para ninguna parte. La única forma para que hagan la paz acá es que redistribuyan la riqueza. No hay otra".
¿Qué pasará entonces en Cuba? "Creo que conseguir la paz que buscan en La Habana tomará unos 17 años. Claro, firmarán algo allá, pero no un acuerdo de paz, sino un compromiso de que deberán continuar dialogando", concluye Dos Santos, en una demostración más de que un poco de análisis ayuda a que las cosas salgan lo más parecido a como se profetizan.
Texto y foto: Diario La Opinión